Ternura - OL- GS Carisma

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Temas
 
 





Muchas veces, cuando caminamos por el laberinto en Angers, una pequeña carolina roja aparece en el camino como si quisiera caminar con nosotros/as. Cuando vemos esta sencilla y pequeña criatura siempre nos causa sorpresa  y nos provoca un gran sentimiento de ternura. Quisiéremos cuidarla. Al caminar, todo el mundo trata de evitar el pisarla y desearía cogerla y acariciarla. La dejamos que sea la amable mariquita que es y le permitimos que vaya a su paso. De alguna manera se convierte en nuestra "compañera de naturaleza" y nos recuerda que toda la tierra y la naturaleza están en camino buscando dar expresión al corazón tierno de Dios. "El corazón que desea cuidar toda vida, es un corazón lleno de ternura."


Nos sentimos fascinadas al saber que, en la Edad Media, la "carolina"
, era llamada "el escarabajo de Nuestra Señora", quién a veces, en antiguas pinturas religiosas,  era representada vestida de rojo. Los campesinos le pedían ayuda para sus cosechas.  Luego las mariquitas llegaban y se comían todos los insectos que destrozaban la cosecha, ayudando así a los campesinos. En agradecimiento por su ayuda, llamaron así a la carolina. Se dice que las siete manchas de la carolina son símbolos de los siete gozos y dolores de María.
 
Una de las más famosas representaciones de Nuestra Señora, sobre todo en el Este, es la de Nuestra Señora de Vladimir, conocida como la Madre de Ternura. En este icono, se ve al niño Cristo acurrucado al lado de su madre y mirándola. María está íntimamente  unida con su hijo y al mismo tiempo está mirando hacia los demás.
Para muchos/as, la estatua de la Virgen María amamantando al niño Jesús, es la imagen favorita de la ternura de María.

En su lectura apasionada de los evangelio, María Eufrasia adquirió un gran convencimiento de la tierna misericordia de Jesús Buen Pastor hacía cada uno de nosotros/as. Estaba consumida por la amable ternura de Dios, y tomaba en serio las palabras de Pablo: "se manifestó la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor a los hombres; pues no fue asunto de las obras buenas que hubiéramos hecho, sino de la misericordia que nos tuvo."(Tit 3:4-5).

María Eufrasia se parecía a María en su manera de relacionarse con la gente. Desde lo profundo de su ser y su fuerte unión con Cristo en la oración, llegaba a los demás y provocaba sentimientos de ternura en ellos. Solía decir: "Tenemos que estar atentas, muy atentas (…)
siempre amables y consideradas. Cuando las jóvenes están enfermas, deben redoblar sus cuidados y su ternura."

Nos consuela el saber que Santa María Eufrasia tuvo que crecer progresivamente en este aspecto de sus relaciones. Admitió que al principio, trabajando con un grupo de jóvenes, tenía una actitud severa. Su confesor le advirtió que debía cambiar esta actitud.


Te invito a reflexionar sobre tu propio camino de crecimiento desde la severidad hacia la ternura.

Ora con Oseas 11, 1-4. ¿Qué queremos decir cuando hablamos de ternura?

La manera más fácil de descubrirlo es entrar en nuestra propia experiencia.

Recuerdas un encuentro en el que experimentaste "un momento de ternura"?. Vuelve a esa situación. ¿Quién estaba contigo? ¿Cuáles fueron tus sentimientos en ese momento?

Recuerdas algunas situaciones en las que trataste a los demás con ternura. ¿Cuál fue esa situación? ¿Cuáles fueron tus sentimientos?

Con fotos de Santa María Eufrasia y de San Juan Eudes recuerda historias en las que cuidaron de la vida con ternura.

El diccionario dice que la ternura es sensibilidad ante las emociones y los sentimientos de los demás. Podemos entenderlo también como "la serenidad experimentada cuando uno/a se sabe total y plenamente amado/a".
Dios nos ha mostrado su ternura sin reservas cuando dice: "puede una mujer olvidarse del niño que cría, o dejar de querer al hijo de sus entrañas? Pues bien, aunque alguna lo olvidase, yo nunca me olvidaría de ti. "(Is.49:15)

Ora con Isaías 49, 10-16

¿Cómo puedo celebrar esta ternura hoy?

"Aunque parecía exteriormente muy serio y severo, San Juan Eudes era muy atento y cariñoso."
 Sabemos de su ternura hacia las personas que iban a  confesarse. Se dice que era "un león en el púlpito y un cordero en el confesionario" y animaba a sus sacerdotes a hacer lo mismo. Durante dos meses y medio, indiferente al peligro, vivió en un gran barril en medio de los campos, para no contagiar a otras personas con las infecciones de las víctimas que él cuidaba   con una gran ternura.

Uno de los principios que guiaron  la vida de María Eufrasia fue su gran ternura y amor por las jóvenes y mujeres heridas que venían a las casas del Buen Pastor. Aconsejaba a las hermanas a «hacer uso en primer lugar, de la bondad, y tener cuidado de no contradecir a una persona que sufre. Si se niegan a hacer algunas cosas, no insistan; si le hablan rudamente, quédense tranquilas."
En una época en la que el autoritarismo y las medidas correctivas eran comunes para quienes no se ajustaban a lo establecido, María Eufrasia se atrevió a amar con ternura. Trataba a las personas con bondad y firmeza. "No les traten con severidad o arrogancia… recuerden que la bondad toca los corazones

La ternura se bloquea por la dureza del corazón y la rigidez. Esta dureza o rigidez surge del miedo, de la desmesura o de un sentido falso de Dios. Es necesario compensarles con la disciplina, el coraje y la contemplación.

La ternura implica una disciplina, incluso la disciplina del cuerpo: ojos y corazón. También implica coraje, y éste se alcanza poco a poco, como haciendo pequeñas inversiones afectivas (una sonrisa, una palabra, un buen deseo, una expresión de agradecimiento, un saludo, una frase…) Hay sabiduría en estos pequeños gestos que constituyen la red de nuestra existencia diaria.

La ternura implica riesgo, requiere contemplación; ese silencio que nos lleva a la experiencia del respeto a Dios, a los demás, a la naturaleza, a las cosas. La ternura se alimenta de esta contemplación.


Habla con Dios de cómo puedes crear un ambiente de ternura, reducir la rigidez y trabajar juntos en este planeta.





Si lo deseas, puedes clicar en el Menu "Herramientas Extra": en esta sección encontraras fotos, videos etc... que pueden ayudar tu reflexión.



 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal